Norway pharmacy online: Kjøp av viagra uten resept i Norge på nett.

Jeg har selv prøvd dette kamagra Det er billig og fungerer egentlig, jeg likte det) kjøp priligy Ikke prøvd, men du kan eksperimentere med... Hvordan føler du deg, følsomhet etter konsumere piller?.

Reproduccion-completa.vp:corelventura 7.0

Hormonas de la reproducción bovina
Juan Carlos Gutiérrez Añez, MSc
INTRODUCCIÓN
Se ha determinado que bajo condiciones ideales, una vaca tiene el potencial de producir una cría al año o un intervalo entre partos menor o igual a 12 meses. Para po-der lograr este índice, las vacas deben concebir antes de los 100 días después del parto(Soto, 1998a). Sin embargo, las vacas en el trópico presentan una alta incidencia deanestro posparto que prolongan los intervalos parto celo y parto concepción, afectán-dose considerablemente la eficiencia reproductiva (González-Stagnaro et al., 2003).
En la ganadería tropical, la alimentación de los bovinos se fundamenta princi- palmente en el recurso pastizal, el cual se encuentra sometido a cambios en cuanto aoferta y calidad ya que depende principalmente de la distribución de las lluvias comodel manejo y características de los suelos (González-Stagnaro et al., 1988). Durante laépoca seca, existe una situación más grave, en la cual disminuye considerablemente laoferta y calidad de los forrajes, llegando a ser crítico el aporte de nutrientes para cubrirlos requerimientos del animal. Estas deficiencias nutricionales afectan negativamen-te la función hormonal y la reanudación de la actividad cíclica postparto (Jolly et al.,1995; Roche et al., 2000).
Otra característica de los sistemas doble propósito es el ordeño con apoyo y ama- mantamiento del becerro. Esta condición contribuye marcadamente a retardar la apa-rición del primer celo postparto debido a la inhibición en la liberación de GnRH yLH por acción de los opioides endógenos, los cuales bloquean el eje hipotálamo-hipó-fisis-gónada (Wishnant et al., 1986; Williams, 1990). La combinación de las deficien-cias nutricionales con la presencia del becerro en los sistemas doble propósito, produ-ce diferentes grados de anestro afectándo la productividad y la rentabilidad del nego-cio ganadero.
Una de las herramientas más utilizada para el control del anestro postparto en climas tropicales ha sido el uso de hormonas; sin embargo, es importante recordarque el uso de los tratamientos hormonales en estos sistemas siempre debe ser secun-dario a los planes de mejoramiento general, como el manejo, la alimentación y la sani-dad.
516 / Juan Carlos Gutiérrez Añez Por otra parte, es importante señalar que existe una tendencia a nivel mundial, principalmente en los países desarrollados de Europa, de prohibición de muchas delas hormonas utilizadas para manipular la reproducción bovina. Este aspecto debe serconsiderado a futuro, si algún día se quiere llegar a satisfacer la demanda de estos mer-cados, en los cuales la importación de productos del ganado doble propósito posee ungran potencial debido a la producción ecológica de carne y leche a base de forrajes, locual es sumamente atractivo para estos países.
En el presente capítulo se consideran algunos aspectos básicos sobre la endocri- nología reproductiva de la vaca y se mencionan las principales hormonas endocrinasque participan en la reproducción; aspectos que son necesarios dominar a la hora deimplementar cualquier tratamiento hormonal. Finalmente, se mencionan algunas delas aplicaciones que las hormonas tienen en el mejoramiento reproductivo de las ga-naderías doble propósito.
ENDOCRINOLOGÍA REPRODUCTIVA. UNA REVISIÓN NECESARIA
Los procesos reproductivos de los mamíferos son regulados por una compleja y solo parcialmente conocida, cascada de actividades combinadas del sistema nerviosocentral (SNC), cierto número de tejidos secretores, tejidos diana u órgano blanco y di-versas hormonas. El SNC recibe información del medio ambiente y del propio animal(señales externas: visuales, auditivas, olfativas, auditivas y táctiles) y la transmite, enla medida que es importante para la reproducción, a las gónadas a través del eje hipo-tálamo-hipófisis-gónada (Hafez y Hafez, 2002). El hipotálamo y la hipófisis son es-tructuras que están estrechamente unidas a la parte ventral del cerebro. Ambas es-tructuras no se comportan solamente como productoras de hormonas, sino tambiéncomo órganos blanco que crean un sistema de retroalimentación homeostático.
La mayoría de las hormonas regulan su propia tasa de secreción mediante un mecanismo de retroalimentación. En el hipotálamo, las neuronas endocrinas produ-cen, como consecuencia de estímulos del SNC y del control hormonal interno, la hor-mona liberadora de las gonadotropinas (GnRH) (Clarke, 2002). Esta hormona estransportada a través del sistema porta hipotálamo-hipófisiario al lóbulo anterior dela hipófisis, donde estimula la secreción de la hormona folículoestimulante (FSH) y lahormona luteinizante (LH) por las células gonadotrópicas de la hipófisis (Viscarra etal., 1997). La FSH estimula el desarrollo de los folículos ováricos y la LH estimula lasíntesis de androstenediona a partir del colesterol (Orisaka et al., 2006). La androste-nediona se convierte en testosterona, que se aromatiza en las células de la granulosadel folículo, bajo la influencia de la FSH a 17b estradiol (Roberts y Skinner, 1990).
El estradiol o estrógeno ejerce un efecto de retroalimentación positivo sobre el hipotálamo y la hipófisis aumentando la frecuencia de los pulsos de GnRH. Por enci-ma de un cierto nivel umbral de estrógeno, el hipotálamo responde con una descargade GnRH, la cual induce una liberación de LH que inicia la ovulación (Garverick ySmith, 1993). El otro efecto principal del estrógeno es la inducción de síntomas decelo. El celo representa los síntomas físicos y de comportamiento que indican al ma-cho que la hembra está en su fase fértil y de aceptación de la monta (Garverick ySmith, 1993).
Desarrollo Sostenible de Ganadería Doble Propósito. 2008
Hormonas de la reproducción bovina

Las células de la granulosa producen también inhibina, de la cual no se conocen todos sus efectos, aunque recibió su nombre por su efecto de retroalimentación nega-tiva sobre la liberación de FSH por la hipófisis, por lo cual controla el desarrollo foli-cular (Glister et al., 2006). Tras la ovulación, los restos del folículo se reorganizan en elcuerpo lúteo bajo la influencia de la LH; la cavidad del folículo se llena de vasos san-guíneos, las células aumentan de tamaño y se forma el cuerpo lúteo, el cual se consti-tuye como órgano secretor de progesterona y oxitocina (Schams y Berisha, 2004).
La progesterona es esencial para el ciclo normal de la vaca y es la hormona res- ponsable del mantenimiento de la gestación tras la concepción. Disminuye la descar-ga pulsátil de GnRH y por ello impide nuevas ovulaciones (Erb et al., 1968); además,prepara el endometrio para la implantación del embrión en desarrollo, inhibe las con-tracciones de la pared uterina y juega un papel importante en la producción de inter-feron tau y en el reconocimiento de la gestacion (Inskeep, 2004, Spencer et al., 2007).
En caso que el ovocito liberado del folículo durante la ovulación no sea fertiliza- do, el animal no recibirá la señal de gestación por parte del embrión. Alrededor del día16° después de la ovulación, el endometrio del útero no gestante liberará prostaglan-dina F2a (PGF2a). La PGF2a es luteolítica, lo que significa que inicia la regresión delcuerpo lúteo. Esto trae como consecuencia que la concentración de la progesterona enla sangre descienda como resultado de la regresión del cuerpo lúteo, desapareciendo elbloqueo ejercido por la progesterona sobre la liberación de la GnRH (Inskeep, 2004).
Ello dará lugar al inicio de una nueva fase de desarrollo folicular que finalizará con laformación de un folículo preovulatorio. En condiciones normales, este patrón endo-crino se repite hasta que la vaca queda gestante y se reanuda una vez que son dadas lascondiciones después del parto.
HORMONAS DE LA REPRODUCCIÓN BOVINA
Sustancias fisiológicas, orgánicas y químicas sintetizadas y secretadas por glándu- las endocrinas de la reproducción. Derivan principalmente de cuatro sistemas u órga-nos principales: núcleos hipotalámicos, lóbulos anterior y posterior de la hipófisis, gó-nadas (testículo y ovario, incluso tejido intersticial y cuerpo lúteo), útero y placenta.
Las hormonas reproductivas se agrupan según su estructura bioquímica, en glu- coproteínas, polipéptidos, esteroides, ácidos grasos y aminas. Según su estructuraquímica se dividen en: Proteínas, hormonas polipeptídicas con un peso molecular de300 a 70.000 daltons, como la oxitocina, FSH y LH. Esteroides, derivados del coleste-rol con un peso molecular de 300 a 400 daltons, por ejemplo, testosterona, estrógeno yprogesterona. Ácidos grasos, derivados del ácido araquidónico, con un peso molecu-lar alrededor 400 daltons, por ejemplo, prostaglandina F2a (PGF2a), y las Aminas,derivados de tirosina o triptófano, como por ejemplo, la melatonina.
Hormonas hipotalámicas
De origen hipotalámico nos interesa la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH), decapéptido (10 aminoácidos) con peso molecular de 1183 daltons (Morganet al., 2006). Se sintetiza y se almacena en el hipotálamo basal medio. La GnRH pro-porciona un enlace humoral entre los sistemas neural y endocrino. En respuesta a las 518 / Juan Carlos Gutiérrez Añez señales neurales, se liberan pulsos de GnRH hacia el sistema portal hipofisario para laliberación de FSH y LH de la hipófisis anterior. La secreción de las hormonas libera-doras hipotalámicas es modulada por los niveles de las hormonas secretadas en los ór-ganos-blanco primarios y secundarios. En el caso del GnRH, el control de la secreciónes hecho por las propias gonadotropinas hipofisiarias LH y FSH, como por la proges-terona y el estradiol (en la hembra) y la testosterona (en el macho).
Debido al enorme mercado potencial para los tratamientos hormonales y las ventajas económicas de su aplicación, la industria farmacológica además del decapép-tido natural ha desarrollado diversos análogos y agonistas (producidos artificialmen-te) de diversa potencia, como la buserelina sintética. La buserelina es 17 veces más po-tente que la GnRH natural debido a su menor tasa de degradación y mayor vida-me-dia (mayor duración en circulación). Otro agonista de la GnRH, el fertirelin seobtiene por substitución de aminoácidos en las posiciones tres, seis y nueve.
La GnRH ofrece soluciones para el control reproductivo del ciclo y en vacas con un definido problema de baja fertilidad, siendo amplia su aplicación clínica en la pre-vención de la mortalidad embrionaria, inducción de la ovulación en casos de disfun-ción ovárica y del anestro posparto, en el control del desarrollo folicular y en los progra-mas de sincronización de la ovulación en conjunto con la PGF2a (Gutiérrez et al., 2005).
Hormonas adenohipofisarias
El lóbulo anterior de la hipófisis, además de la prolactina que tiene que ver con la fisiología de la lactación, secreta dos hormonas gonadotrópicas, FSH y LH. Ambasson glucoproteínicas con un peso molecular de alrededor 32.000 daltons. Cada una deellas consiste en dos diferentes subunidades, alfa y beta. La subunidad alfa (a) es co-mún a la FSH y a la LH en una especie determinada, mientras que la subunidad beta(b) es diferente y otorga especificidad a cada gonadotropina.
La secuencia de aminoácidos de las subunidades a de LH y FSH, es igual en to- das las especies (92 aminoácidos) pudiendo existir diferencias en el contenido de car-bohidratos, mientras que las subunidades b difieren para cada especie, siendo la frac-ción responsable por las características biológicas e inmunológicas de la hormona.
Las subunidades a y b libres no son biológicamente activas; tan solo los dímeros a-bson activos. La cadena b tiene entre 115 y 147 aminoácidos, dependiendo de la gona-dotropina y de la especie.
La secreción de las gonadotropinas hipofisiarias está bajo control de la GnRH hipotalámica, obedeciendo a una modulación o feedback negativo por parte de los este-roides gonadales (estrógeno y progesterona en la hembra, testosterona en el macho).
La secreción basal de FSH y LH es pulsátil, siendo interrumpida por un pico masivode LH durante el estro, el cual es disparado por un pico de GnRH, ocasionado por lamayor liberación de 17b-estradiol durante el proestro (feedback positivo).
Los agentes opiáceos exógenos causan disminución, tanto de la frecuencia como de los niveles o de los picos de secreción de LH. Este hecho puede tener importanciacuando se relaciona con el estrés y con la consecuente secreción de opioides endóge-nos; por ejemplo, durante los primeros días postparto por efecto del amamantamientosobre la inhibición de la función reproductiva (Wiliams et al., 1996).
Desarrollo Sostenible de Ganadería Doble Propósito. 2008
Hormonas de la reproducción bovina

La inhibina, hormona glicoproteica secretada por las células de Sertoli del testí- culo y por las células de la granulosa del ovario, causa inhibición específica sobre la se-creción de FSH de la hipófisis.
Hormona Folículoestimulante (FSH). Promueve el crecimiento y la madura-
ción del folículo ovárico o de Graff en la hembra. Esta no causa la secreción de estró-geno del ovario por si sola, sino que necesita de la presencia de LH para estimular laproducción de estrógeno. En el macho participa, junto con la testosterona, de la esper-matogénesis.
Hormona Luteinizante (LH). Glucoproteína compuesta de una subunidad alfa
y una beta con un peso molecular de 30.000 daltons y una actividad biológica de 30minutos. Los niveles tónicos o básales de LH actúan en conjunto con la FSH para in-ducir la secreción de estrógeno del folículo maduro. LH induce la ovulación ymantiene el cuerpo lúteo; estimula junto con la FSH, la secreción de esteroides, tantoen el ovario (estrógenos en el folículo y progesterona en el cuerpo lúteo) como en eltestículo (testosterona en las células de Leydig).
Gonadotropinas placentarias. La placenta de la yegua y de la mujer sintetizan
gonadotropinas con características similares a los gonadotropinas hipofisiarias. Estasgonadotropinas extra-hipofisiarias son la gonadotropina coriónica equina (eCG),antes conocida como gonadotropina del suero de yegua preñada (PMSG) y la gonado-tropina coriónica humana (hCG). Esas hormonas actúan sobre las células gonadalesde la hembra gestante estimulando la biosíntesis de las hormonas esteroidales. Las ca-denas de hCG y eCG son mayores en número de aminoácidos al ser comparadas conlas gonadotropinas hipofisiarias. También poseen mayor contenido de carbohidratos,lo que les confiere vida media más prolongada (Cuadro 1).
Contenido de carbohidratos y vida media de las gonadotropinas
Peso molecular
Glúcidos (%)
Ácido siálico (%)
Vida media (h)
La eCG es una glicoproteína de vida media larga que tiene en la vaca un efecto similar al de FSH. Esta hormona es un polipéptido producida por las copas endome-triales de la placenta de la yegua entre los días 35 y 150 de gestación. Aunque su acciónes FSH (folículo estimulante), su actividad biológica es de carácter mixto, mayor efec-to FSH y menor efecto LH que ejerce directamente sobre el ovario. La hCG muestragran similitud con LH, desde el punto de vista estructural y fisiológico.
Hormonas neurohipofisarias
Las hormonas llamadas de la hipófisis posterior (neurohipófisis) difieren de las hormonas adenohipofisarias en que no se originan en la hipófisis, donde únicamente 520 / Juan Carlos Gutiérrez Añez se almacenan hasta su utilización. Las dos hormonas, oxitocina (secreción de leche yparto) y vasopresina (hormona antidiurética o ADH), se originan en el hipotálamo yson transferidas a la hipófisis posterior siguiendo la vía de los axones del sistema ner-vioso.
Oxitocina. Sintetizada en el núcleo supraóptico del hipotálamo es transportada
por los axones de los nervios hipotalámicos, en pequeñas vesículas rodeadas de unamembrana. Además se produce en el cuerpo lúteo. La secreción de oxitocina es esti-mulada vía neurogénica por el amamantamiento, ordeño, parto, dilatación cervical ovaginal o el estímulo clitoridiano, siendo la acetilcolina el modulador estimulante y laadrenalina y la noradrenalina los agentes inhibidores.
La acción principal de la oxitocina es la secreción de leche mediante contrac- ción de las células mioepiteliales que rodean los alvéolos mamarios. Además se leatribuye un papel importante en la estimulación de las contracciones uterinas, quefacilitan el transporte del espermatozoide en las vías genitales de la vaca. Tambiénse secreta durante el parto produciendo las contracciones uterinas necesarias para laexpulsión del feto. El término “oxitócico” proviene del griego y significa “parto rá-pido”. Los estrógenos son necesarios para la acción de la oxitocina, pues estimula lasíntesis de receptores para oxitocina; por tanto los estrógenos aumentan la respuestadel útero a la oxitocina. La progesterona, por su parte, inhibe la secreción de oxitoci-na, lo que explica que durante la gestación la respuesta del útero a la oxitocina estámuy reducida.
El cuerpo lúteo también secreta oxitocina, estando involucrada en el proceso de luteólisis en la mayoría de mamíferos. La oxitocina ovárica se secreta sin neurofisina;tiene receptores en el endometrio y su acción estimula la biosíntesis de PGF2a. Lasíntesis de los receptores endometriales de oxitocina es estimulada por 17b-estradiol.
La adrenalina, secretada en el estrés, diminuye la bajada del leche al bloquear la acción de la oxitocina al inhibir su secreción en la neurohipófisis y posiblemente, porbloqueo de los receptores de la oxitocina en las células mioepiteliales. La oxitocina notiene función aparente en el macho, sin embargo parece estar involucrada en el trans-porte de los espermatozoides en el tracto reproductor masculino.
Hormonas gonadales y del tracto reproductor de la vaca
Estrógeno. Esteroide secretado por la teca interna del folículo ovárico es res-
ponsable del comportamiento sexual, características sexuales secundarias y poseeun efecto anabólico. Los estrógenos derivan del ciclo-pentano-perhidro-fenantre-no, poseen un núcleo esteroidal formado de tres anillos con seis carbonos cada uno yun ciclo pentano. Existen diferentes preparados comerciales de estrógenos, que sediferencian en cuanto a su efecto farmacológico principalmente a su vida media oduración. Esta respuesta debe ser considerada cuando se administran en combina-ción con progestágenos en los programas de inseminación artificial a tiempo fijo(IATF), ya que la respuesta en la dinámica folicular variará de acuerdo al tipo de es-trógeno utilizado, la dosis aplicada y el momento de la aplicación (al comienzo o alfin del tratamiento). Dentro de los diferentes tipos de estrógenos disponibles en elmercado se pueden citar: Desarrollo Sostenible de Ganadería Doble Propósito. 2008
Hormonas de la reproducción bovina

• 17 Beta-Estradiol (17bE). Estrógeno natural, vida media muy corta (24-36 hras)• Benzoato de Estradiol (BE). Se caracteriza por ser de vida media corta (3 días)• Valerato de Estradiol (VE). Tiene vida media larga, variando entre 7 a 9 días• Cipionato de Estradiol (ECP®). Posee vida media muy larga, entre 10 a 12 días Progesterona. Producida en el cuerpo lúteo del ciclo o de la gestación, aunque
en algunas especies, se produce también en la placenta y en las glándulas adrenales. Suacción es mantener la gestación en las hembras preñadas (en la vaca casi durante todala gestación, pues la placenta bovina secreta escasos niveles de progesterona). En unavaca cíclica, su acción principal es regular la duración del ciclo gracias a su efectoinhibidor del celo y de la ovulación. La progesterona natural tiene una vida mediamuy corta, apenas entre 3-4 minutos, lo que implica la necesidad de utilizar altas do-sis. Una alternativa es imitar la fase luteal del ciclo, utilizando progestágenos o análo-gos de la progesterona, los cuales requieren dosis menores, sin producir efectos secun-darios.
Prostaglandina F2 alpha (PGF a). Los prostanoides son metabolitos obteni-
dos del ácido araquidónico a través de la vía metabólica conocida como ciclooxigena-sa. Uno de ellos es la PGF2a, sustancia con actividad marcada sobre el control del ci-clo estral. Estructuralmente es un ácido graso insaturado compuesto por 20 átomos decarbono. Contiene un anillo ciclopentano y dos cadenas laterales. La PGF2a se produ-ce en el endometrio, siendo transportada por un mecanismo de contracorriente desdela vena uterina hasta la arteria ovárica, ejerciendo su acción específica o luteolisis so-bre el cuerpo lúteo del ovario. También provoca contracciones uterinas favoreciendoel transporte de espermatozoides y el parto.
Se han producido análogos de PGF2a natural o análogos sintéticos (tiaprost, cloprostenol, fenprostaleno), responsables de inducir la luteolisis hacia el final deldiestro o durante la gestación (Adams, 2001). El cloprostenol es un análogo sintéticode la PGF2a, que posee isomería óptica D y L, de los cuales, el isómero D es 3 a 4 vecesmás potente que el L porque tiene mayor afinidad por el receptor; provoca una rápidaregresión del cuerpo lúteo, al mismo tiempo que estimula la musculatura uterina y larelajación del cérvix. La PGF2a también se comercializa como sal de trometamina(Dinoprost). La única actividad útil que desarrolla la PGF2a o sus análogos es la de in-ducir una luteolisis prematura y en consecuencia, una caída de los niveles de proges-terona; al desaparecer el feed back negativo se reanuda una secuencia de eventos hor-monales y ováricos que deben culminar en un celo ovulatorio.
PRINCIPALES APLICACIONES DE LA TERAPIA HORMONAL EN
EL MEJORAMIENTO REPRODUCTIVO DE LAS GANADERÍAS
MESTIZAS DE DOBLE PROPÓSITO

Son muchas las aplicaciones que tiene la terapia hormonal en el mejoramiento reproductivo de los rebaños de doble propósito. A continuación se presenta algunasde esas aplicaciones con las mayores implicaciones prácticas en estas ganaderías.
522 / Juan Carlos Gutiérrez Añez SINCRONIZACIÓN DEL CELO Y LA OVULACIÓN
Numerosos protocolos hormonales han sido evaluados en Venezuela y otros países para la sincronización del celo y la ovulación (Hernández et al., 1995; Soto et al.,1998b; Geary et al., 1998; De Ondiz et al., 2002; Gutiérrez et al., 2005). Los mismos in-cluyen el uso de estrógenos, progesterona y progestágenos, prostaglandina F2a, hor-mona liberadora de gonadotropinas (GnRH), gonadotropina coriónica equina (eCG)o combinaciones de éstas.
Sincronización del celo con PGF a. Al momento de su administración se debe
considerar que para poder ejercer su acción requiere de la presencia de un cuerpo lú-teo funcional. La PGF2a permite la sincronización del celo más no la de la ovulación.
Es difícil predecir exactamente el momento de la ovulación después de su administra-ción por lo que la inseminación o el servicio debe ser a celo detectado y no bajo el es-quema de inseminación artificial a tiempo fijo (IATF).
El tiempo que transcurre desde su inyección hasta el inicio del celo suele fluc- tuar entre 2 y 5 días y depende en cierta medida del estado de desarrollo del cuerpo lú-teo, pero principalmente de la dinámica folicular o tamaño del folículo al momentodel tratamiento. Por ejemplo, si al momento de colocar la PGF2a se encuentra presen-te un folículo preovulatorio no atrésico, la expresión del celo y la ovulación se dará enmenos de 48 horas; mientras que si se encuentra en etapa de desviación hacia la domi-nancia, éste requerirá del tiempo necesario para su desarrollo final y maduración; porlo tanto la expresión del celo puede variar entre 48 a 96 horas. Si la vaca se encuentraen etapa de reclutamiento de una nueva onda folicular, el tiempo para la expresión delcelo puede demorar hasta 120 horas.
Sincronización del celo y la ovulación con progestágenos. La utilización de
dispositivos intravaginales o subcutáneos para la administración de progestágenos re-presenta un método sencillo y efectivo. La hormona presente en estos dispositivos esliberada en forma lenta y progresiva siendo absorbida por los tejidos adyacentes, pa-sando al torrente circulatorio y bloqueando el estro y la ovulación (Soto, 2001).
Estos productos actúan como un cuerpo lúteo exógeno, que igualmente inhibe la secreción de gonadotropinas y por lo tanto, el desarrollo folicular. Al retirar los trata-mientos, cesa el bloqueo progesterónico sobre el hipotálamo, desencadenando la libera-ción de gonadotropinas y el inicio de un ciclo normal, ovulatorio y potencialmente fér-til; la respuesta es válida, incluso en etapas tempranas del postparto lo que permite acor-tar los intervalos de anestro postparto en vacas doble propósito (Gutiérrez et al., 2008),tanto en vacas multíparas como en las de primer parto (Gutiérrez et al., 2006c).
Dentro de los dispositivos utilizados para el control del estro y disponibles en el mercado están los de colocación intravaginal como el CIDR® (Controlled InternalDrug Release, Pfizer) y las esponjas intravaginales de poliuretano (Pregnaheat-E®,Viateca). El primero es un dispositivo en forma de T, con un cordón de nylon revesti-do con un silástico no irritante, impregnado con 1,9 gr de progesterona sin estradiol;las esponjas Pregnaheat-E® están impregnadas con 250 mg de Acetato de Medroxi-progesterona (MAP; 6 a–methyl-17 a-acetoxy-pregne-4ene3-20dione). El tratamien-to incluye una inyección de 2,5 mg de benzoato de estradiol (BE) al momento de colo- Desarrollo Sostenible de Ganadería Doble Propósito. 2008
Hormonas de la reproducción bovina

car la esponja, más una posterior inyección de 1,0 mg de BE 24 horas después de reti-rado el dispositivo para inducir la oleada preovulatoria de LH.
Los tratamientos con progestágenos que incluyen estrógenos en el protocolo, per- miten la sincronización de la ovulación y el establecimiento de la inseminación artifi-cial a tiempo fijo (IATF) en ganaderías doble propósito, con tasa de preñez similar a laobtenida al celo detectado. Esa respuesta permite prescindir de la detección del celo,que representa la principal limitante para el éxito de la IA (Gutiérrez et al., 2006a).
El benzoato de estradiol, un estrógeno de vida media corta, al ser colocado el día 0 conjuntamente con el progestágeno, produce la atresia del folículo dominante y elreinicio de una nueva onda folicular 3 a 4 días de una manera bien sincronizada y re-gularidad en el efecto. Al retirar el dispositivo 7 a 8 días después todos los animalestendrán un folículo dominante, de buen tamaño, apto para responder a la inducciónovulatoria, la cual puede ser sincronizada mediante una dosis baja de estrógeno alre-dedor de 62 hr después del retiro del dispositivo (Gutiérrez et al., 2006b). Existenotros análogos como los implantes sub-cutáneos auriculares del progestágeno Nor-gestomet (Crestar, Intervet) con 3 mg de Norgestomet más una solución inyectableque contiene 3 mg de Norgestomet + 5 mg de Valerato de Estradiol (VE), que es ad-ministrada el día de colocado el implante.
La asociación de VE + Norgestomet es capaz de inducir la atresia de todos los folículos presentes; no obstante, la emergencia de la nueva onda folicular ocurre mastardíamente y con mayor variación (comparada con el BE), debido a que el VE al po-seer una vida media larga tiene una mayor duración del efecto. En vacas, la emergen-cia folicular ocurre de 4 a 6 días después del inicio del programa, mientras que en no-villas donde la metabolización es más lenta, la emergencia ocurrirá 5 a 7 días despuésdel inicio (Colazo et al., 2005). Los animales cuya emergencia de la nueva onda se atra-se más de 6 días, dispondrán de un tiempo menor para el crecimiento folícular des-pués de retirado el dispositivo (9-10 días) o el diámetro del folículo dominante serámenor que el indicado para una respuesta adecuada de inducción ovulatoria (Bo et al.,1994). Al no haber la ovulación o al no ser sincrónica entre un animal y otro, el esta-blecimiento de programas IATF (sin detección de celo) traerá como consecuenciauna disminución en la fertilidad y en el éxito del programa. Por esa razón, se debe evi-tar la colocación de estrógenos de vida media larga como el valerato y cipionato de es-tradiol al inicio de los programas de sincronización con progestágenos.
Sincronización de la ovulación con GnRH y PGF a (Protocolo Ovsynch). El
protocolo Ovsynch consiste en aplicar una dosis de 100 µg de GnRH el día 0, seguidade 25 mg de PGF2a siete días más tarde; 48 horas después se administra una segundadosis de GnRH, inseminándose de preferencia 24 después de la última inyección deGnRH en vacas mestizas Bos taurus x Bos indicus debido a que se alcanzan mejores ín-dices de preñez que a las 16 horas (Gutiérrez et al., 2005).
Este protocolo se fundamenta en que la primera inyección de GnRH induce la liberación de la hormona luteinizante (LH) y de la hormona folículo estimulante(FSH), favoreciendo la ovulación, luteinización o atresia de un folículo dominante einiciando una nueva onda de crecimiento folicular (Diskin et al., 2002). Siete días mástarde, la PGF2a inyectada por vía intramuscular debe causar la regresión de todos losCL o folículos luteinizados. Si un CL resultó de la inyección inicial de GnRH, el in- 524 / Juan Carlos Gutiérrez Añez tervalo de 7 días usualmente provee suficiente tiempo para que el CL madure y seasensible a la PGF2a (Thatcher et al., 1998). Una segunda inyección de GnRH 48 horasmás tarde debería provocar la liberación de LH y la ovulación de un folículo domi-nante (Pursley et al., 1995).
El protocolo Ovsynch ha sido utilizado con éxito en vacas doble propósito en anestro y buena condición corporal, al reportarse una tasa de preñez del 42% en vacascon IATF 24 horas después de la última inyección de GnRH (Gutiérrez et al., 2005).
Aunque el fundamento del método Ovsynch es inseminar a tiempo fijo todas las vacas,algunas de ellas exhibieron un celo prematuro antes de finalizar el tratamiento hormo-nal mostrando una fertilidad normal (Gutiérrez et al., 2005). Inseminar estas vacas concelo prematuro además de permitir aumentar el número de vacas que resultan preñadasdebido al tratamiento hormonal, permite una reducción en el costo de la preñez, si setoma en cuenta que las vacas detectadas en celo no reciben la subsiguiente inyecciónhormonal, disminuyendo el costo del tratamiento (Dejarnette et al., 2001).
Prevención de la ovulación atrasada (tratamiento al momento del servicio)
El estrés se encuentra dentro de los problemas que se consideran que afecta la reproducción en la ganadería doble propósito. El estrés de cualquier tipo conlleva a laproducción de cortisol, el cual puede interferir con el pico preovulatorio de LH, retra-sando o impidiendo la ovulación. Las vacas doble propósito tienen la fertilidad com-prometida debido a muchos factores; dentro de ellos, el estrés calórico juega un papelmuy importante al ocasionar anestro verdadero (ausencia de la función ovárica), acor-tamiento del período de receptividad al macho (estros de corta duración), estros depoca o nula manifestación (falsos anestro) y una tasa elevada de mortalidad embriona-ria en las épocas y zonas más calurosas (Pino y Goicochea, 2002).
En vacas repetidoras, se ha observado un atraso en la descarga de LH, lo que ocasiona alteraciones del celo y ovulación, a la vez que la fertilidad puede bajar (Singhet al, 2005). Por esa razón, la GnRH y la hCG se han utilizado al primer servicio paraestimular la descarga preovulatoria endógena de LH y la ovulación, siempre que suatraso o la disociación celo-ovulación sea causal del problema. Además, las asincro-nías hormonales durante el estro, relacionadas con la presencia de concentracionessub-basales de progesterona en el plasma (P4), producen un retraso en la ovulación einterfieren con la fertilidad de las vacas repetidoras (Gustafsson et al., 1986).
El efecto beneficioso de la GnRH se produce siempre que exista un folículo ma- duro y se atribuye a que induce un pico preovulatorio de LH, lo que favorece una ma-yor precisión en el momento de la ovulación. El tratamiento debe coincidir con la in-seminación y se recomienda una dosis reducida de 250 µg. La vía de administraciónmás habitual es por inyección intramuscular, la cual es suficiente para originar con-centraciones máximas de gonadotropinas en solo 90 minutos (González-Stagnaro yGutierrez, 2007). En este sentido, la GnRH el día de la inseminación mejora las posi-bilidades de una fertilidad exitosa en 6% al primer servicio y 7% en vacas repetidoras,induciendo la ovulación y la luteinización; sin embargo, un meta-análisis de los resul-tados señala incrementos de 12,5 y 22,5%, respectivamente. Se ha observado una co-rrelación negativa en los análisis; cuanto más baja es la fertilidad en el rebaño tratado,más elevada será la tasa de incremento. Además, la GnRH post-tratamiento ha mos- Desarrollo Sostenible de Ganadería Doble Propósito. 2008
Hormonas de la reproducción bovina

trado ser particularmente efectiva en condiciones de estrés térmico o pobre condicióncorporal (González-Stagnaro, 2007).
Prevención de la mortalidad embrionaria
La mortalidad embrionaria precoz (MEP) que ocurre normalmente antes del día 25 post-servicio es uno de los principales causales de los servicios repetidos. Casiel 25% de los embriones bovinos se pierden en las tres primeras semanas de vida, con-forme se acerca el momento del reconocimiento maternal y de la descarga de PGF2a(días 16-18 del ciclo). Es posible que la mayoría de esas pérdidas se deban a una luteo-lisis prematura que afecta la secreción de progesterona de un cuerpo lúteo viable, vitalpara el mantenimiento de la gestación (González-Stagnaro, 2007).
Administración de GnRH entre los días 11-13 después del servicio. Un tra-
tamiento con 10 µg de GnRH entre los días 11-13 después de la IA parece prevenir laMEP, mejorando la tasa de supervivencia embrionaria en 11,6% entre la sexta y no-vena semana (72,5 vs 60,9% en testigos), lo mismo sucede al segundo servicio (85,1 vs69,5%), asociándose con los menores niveles séricos de progesterona y largos inter-valos entre celos (MacMillan et al., 1986). Sin embargo, hay trabajos en donde la res-puesta no ha sido satisfactoria al compararla con el grupo control, por lo que los re-sultados son poco concluyentes (Szenci et al., 2006). De cualquier forma, la GnRHprolongaría la vida del cuerpo lúteo proporcionando el tiempo suficiente para que elembrión pueda desarrollarse y producir la bTP-1, una proteína anti-luteolítica quereconocería y mantendría la gestación en vacas. La bTP-1 favorecería la acción deun mecanismo inhibidor de la sintetasa prostaglandina del embrión que bloquearíala descarga de PGF = (Thatcher y col., 1989). Para ello, la GnRH debería adminis-trarse coincidiendo con el momento del reconocimiento de la gestación, 11-13 díasdespués de la IA.
Administración de hCG al 5-7 día post IA. Hacia el día 5 del ciclo estrual, las
células de la granulosa del folículo dominante de la primera onda folicular contienenreceptores de LH, permitiendo que la hCG induzca la ovulación y la formación de uncuerpo lúteo accesorio. Por esa razón, la administración de hCG 5-7 días después de laIA tiene el potencial de incrementar la secreción de progesterona durante la preñeztemprana (Binelli et al., 2001); su efecto positivo reside en la formación de cuerpos lú-teos accesorios, lo que resulta en concentraciones elevadas de progesterona y en favo-recer el ambiente uterino durante el reconocimiento materno de la gestación (That-cher et al., 1998).
La administración de 3,300 UI im de hCG el día 5 post-IA en vacas de alta pro- ducción indujo la formación de cuerpos lúteos accesorios, aumentó las concentracio-nes plasmáticas de progesterona y mejoró la fertilidad cuando se evaluó los días 28, 45y 90 post-tratamiento (Santos et al., 2001), especialmente en vacas que perdían CC almes siguiente de la IA.
Suplementación con progesterona después del servicio. Las bajas concentra-
ciones de progesterona en las fases tempranas del ciclo, producen fallas en el manteni-miento de la preñez (Green y col., 2005; Spencer et al., 2007). Los embriones que sedesarrollan en un ambiente con concentraciones adecuadas de progesterona produ- 526 / Juan Carlos Gutiérrez Añez cen grandes cantidades de interferón tau, que es la señal embrionaria para el manteni-miento de la gestación y factor antiluteolítico en las vacas. Esto favorece la implanta-ción y la preñez (Mann y Lamming, 2001; Mann et al., 2006).
En un trabajo reciente en vacas lecheras que fueron suplementadas con una fuente externa de P4, mediante la colocación de un dispositivo intravaginal entre losdías 3 y 10 después del servicio; la tasa de preñez fue superior en las vacas tratadas alser comparadas con el grupo control (48% vs 35 %, respectivamente). Así mismo, elefecto fue más pronunciado en las vacas de primer y segundo parto (33% vs 51%, res-pectivamente) (Larson y col., 2007).
CONCLUSIONES
El uso de hormonas no sólo requiere de una adecuada comprensión de la fisiolo- gía y endocrinología reproductiva de la vaca; esta debe ir acompañado del manejo deaspectos básicos de farmacodinamia y farmacocinética hormonal; además del conoci-miento de aspectos simples, pero que pueden ser la clave en el éxito o el fracaso del usode una determinada hormona; como el conocer que principio activo es, cual es la víade administración más indicada, dosis, conservación y manejo, etc., estas considera-ciones permitirán el uso racional y apropiado de las hormonas.
Por otra parte, son muchas las aplicaciones e implicaciones prácticas que los tra- tamientos hormonales tienen en el mejoramiento reproductivo de los rebaños doblepropósito. Sin embargo, su aplicación está supeditada a la implementación de unacorde programa de control y manejo de la reproducción. El primer paso en estos pro-gramas dirigido a la prevención y tratamiento de los problemas reproductivos, debeser la adopción de cambios en el manejo general del rebaño; como por ejemplo, la ali-mentación y sanidad. Si estos cambios se manejan en forma óptima, los tratamientoshormonales no serán necesarios, por lo menos en gran parte del rebaño ³75 %); en esesentido la utilización de hormonas debe ser siempre secundaria a los planes de manejoy cuidado de los animales.
LITERATURA CITADA
Adams H. 2001 Prostaglandins, related factors, and cytokines Section 4. Chap 21st pp420-432 En: Adams HR Veterinary pharmacology and therapeutics. 8th Edition. IowaState University Press/Ames.
Bo GA, Adams GP, Pierson RA, Tribulo HE, Caccia M, Mapletoft RJ. 1994. Follicularwave dynamics after estradiol 17b treatment of heifers with or without a progestogen im-plant. Theriogenology 41:1555-1569.
Binelli M, Thatcher W, Mattos R, Baruselli P. 2001. Antiluteolytic strategies to improvefertility in cattle. Theriogenology 56:1451-1463.
Colazo M, Martínez GMF, Small JA, Kastelic JP, Burnley CA, Ward DR, Mapletoft RJ.
2005. Effect of estradiol valerate on ovarian follicle dynamics and superovulatory res-ponse in progestin-treated cattle. Theriogenology 63:1454-1468.
Clarke IJ. 2002. Two decades of measuring GnRH secretion. Reprod Suppl. 59:1-13.
Desarrollo Sostenible de Ganadería Doble Propósito. 2008
Hormonas de la reproducción bovina

Dejarnette JM, Salverson RR, Marshall CE. 2001. Incidence of premature estrus in lacta-ting dairy cows and conception rates to satnding estrus or fixed-time inseminations aftersynchronization using GnRH and PGF2a. Anim Reprod Sci. 67:27-35.
De Ondiz A, Perea F, Cruz R, Portillo G, Soto E. 2002. Evaluación ultrasonográfica delcrecimiento del folículo ovulatorio en vacas anestricas mestizas cebú post-tratamientocon Norgestomet y eCG. Arch Latinoam Prod Anim 10:20-24.
Diskin MG, Austin EJ, Roche JF. 2002. Exogenous hormonal manipulation of ovarianactivity in cattle. Dom Anim Endocr 23:211-228.
Erb RE, Estergreen VL, Gomes WR, Plotka ED, Frost 0L. 1968. Progestin levels in cor-pora lutes and progesterone in ovarian venous and jugular vein blood plasma of the preg-nant bovine. J Dairy Sci 51:401-410.
Garverick HA, Smith MF. 1993. Female reproductive physiology and endocrinology ofcattle. Vet Clin North Am Food Anim Pract 9:223-247.
Geary T, Whittier J, Downing E, Lefever D, Silcox R, Holland M, Nett T, Niswender G.
1998. Pregnancy rates of postpartum beef cows that were synchronized using Syncro-Mate-B® or the Ovsynch protocol. J Anim Sci 76:1523-1527.
González-Stagnaro, C. 2007. Hormonoterapia en la clínica bovina. En: Tratamientoshormonales en la reproducción animal. Cuadernos Científicos Girarz 2. D González (ed).
Ediciones Astro Data, S. A. Maracaibo-Venezuela 2:25-42.
González-Stagnaro C, Gutiérrez JC. 2007. Esquemas de tratamientos hormonales. En:Tratamientos hormonales en la reproducción animal. Cuadernos Científicos Girarz 2. D.
González (ed). Fundación Girarz. Ediciones Astro Data, SA. Maracaibo-Venezuela 2:43-60.
González-Stagnaro C, Soto-Belloso E, Goicochea-Llaque J, González-Fernández R,Soto-Castillo G. 1988. Identificación de los factores causales y control del anestro, prin-cipal problema reproductivo en la ganadería de doble propósito. Premio AgropecuarioBanco Consolidado. 99pp.
González-Stagnaro C, Palomares R, Perea F. 2003. Control del ciclo en vacas y novillasen el medio tropical. En: Bovis (Sincronización del celo para la inseminación artificialen ganado extensivo) 115:3-67.
Gustafsson H, Larsson K, Kindahl H, Madej A. 1986. Sequential endocrine changes andbehaviour during ooestrus and metooestrus in repeat breeder and virgin heifers. AnimReprod Sci 19:261-273.
Gutiérrez JC, González R, Palomares R, Soto E. 2006a. Fertilidad de vacas mestizas dedoble propósito tratadas con un progestágeno intravaginal más eCG en programas de in-seminación artificial a tiempo fijo. III Jornadas Nacionales de Investigación en Repro-ducción Animal (JONIRA). Marzo, 6 al 9. Barquisimeto-Venezuela.
Gutiérrez JC, Boscán JC, Montero M, Palomares R, Sandoval J Portillo G. 2006b. Diná-mica folicular de vacas mestizas en anestro tratadas con un progestágeno intravaginalmás eCG. III Jornadas Nacionales de Investigación en Reproducción Animal (JONIRA).
Marzo 6 al 9. Barquisimeto-Venezuela.
Gutiérrez JC, Palomares R, Aranguren J, González R, Portillo G, Soto E. 2006c. Efecto delos días postparto, predominio racial, número de partos y época del año sobre la respuestareproductiva de vacas mestizas en anestro tratadas con un progestágeno intravaginal máseCG y PGF2. Rev Cient FCV-LUZ XVI.
528 / Juan Carlos Gutiérrez Añez Gutiérrez JC, Palomares R, Sandoval J, De Ondiz A, Portillo G, Soto E. 2005. Uso delprotocolo Ovsynch en el control del anestro postparto en vacas mestizas de doble propó-sito. Rev Cient FCV-LUZ 15:7-13.
Gutiérrez JC, Palomares R, González R, Portillo G, Montero M, Rubio J, Hernández H,Soto E. 2008. Shortening Anoestrous Interval In Crossbred Dual Purpose Cows UsingProgestagen Intravaginal Sponges plus eCG and PGF2á. Reprod Dom Anim (In Press).
Glister C, Groome NP, Knight PG. 2006. Bovine follicle development is associated withdivergent changes in activin-A, inhibin-A and follistatin and the relative abundance ofdifferent follistatin isoforms in follicular fluid. J Endocrinol 188:215-225.
Green MP, Hunter MG, Mann GE. 2005. Relationships between maternal hormone se-cretion and embryo development on day 5 of pregnancy in dairy cows. Anim Reprod Sci.
88:179-89.
Hafez ES, Hafez EB. 2002. Reproducción e inseminación artificial en animales. 7ma ed.
Mc Graw Hill. 33-60.
Hernández H, Soto E, Villamediana P, Cruz R, Aranguren J, Castejón O. 1995. Evalua-ción de tratamientos del anestro postparto en vacas mestizas, factores que lo afectan. RevCient FCV- LUZ. 5:47-53.
Inskeep K. 2004. Preovulatory, postovulatory, and postmaternal recognition effects ofconcentrations of progesterone on embryonic survival in the cow. J Anim Sci. 82 (E-Suppl): E24-39.
Jolly P, McDougall S, Fitzpatrick L, Macmillan K, Entwistle K. 1995. Physiologicaleffects of undernutrition on postpartum anoestrus in cows. J Reprod Fertil Suppl.
49:477-492.
Larson S, Butler WR, Bruce Currie W. 2007. Pregnancy rates in lactating dairy cattle fo-llowing supplementation of progesterone after artificial insemination. Anim Reprod Sci102:172-179.
Macmillan KL, Taufa VK, Day AM. 1986. Effects of an agonist of gonadotrophin relea-sing hormone (buserelin) in cattle III. Pregnancy rates after a post-insemination injec-tion during metoestrus or dioestrus. Anim Reprod Sci 11:1-10.
Mann GE, Fray MD, Lamming GE. 2006. Effects of time of progesterone supplementa-tion on embryo development and interferon-tau production in the cow. Vet J. 171:500-3.
Mann GE, Lamming GE. 2001. Relationship between maternal endocrine environment,early embryo development and inhibition of the luteolytic mechanism in cows. Repro-duction 121:175-180.
Morgan K, Sellar R, Pawson AJ, Millar RP. 2006. Bovine and ovine gonadotropin-relea-sing hormone (GnRH)-II ligand precursors and type II GnRH receptor genes are func-tionally inactivated. Endocrinology 147:5041-5051.
Orisaka M, Tajima K, Mizutani T, Miyamoto K, Tsang BK, Fukuda S, Yoshida Y, Kot-suji F. 2006. Granulosa cells promote differentiation of cortical stromal cells into thecacells in the bovine ovary. Biol Reprod 75:734-740.
Pino D, Goicochea J. 2002. Efecto del medio tropical sobre la salud y la actividad repro-ductiva en la ganadería de doble propósito. En: Avances en la Ganadería de Doble Pro-pósito. C. González-Stagnaro, E. Soto Belloso, L, Ramirez Iglesia (eds). FundaciónGirarz. Ediciones Astro Data S.A. Maracaibo-Venezuela. XXIV:355-370.
Pursley JR, Mee MO, Wiltbank MC. 1995. Sinchronization of ovulation in dairy cowsusing PGF2a and GnRH. Theriogenology 44:915-923.
Desarrollo Sostenible de Ganadería Doble Propósito. 2008
Hormonas de la reproducción bovina

Rensis F, Scaramuzzi R. 2003. Heat stress and seasonal effects on reproduction in thedairy cow—a review. Theriogenology 60:1139-1151.
Roberts AJ, Skinner MK. 1990. Estrogen regulation of thecal cell steroidogenesis anddifferentiation: thecal cell-granulosa cell interactions. Endocrinology 127:2918-2929.
Roche J, Mackey D, Diskin M. 2000. Reproductive management of postpartum cows.
Anim Reprod Sci. 60-61:703-712.
Roth Z, Meidan R, Shaham-Albalancy A, Braw-Tal R, Wolfenson D. 2001. Delayedeffect of heat stress on steroid production in medium-sized and preovulatory bovine fo-llicles. Reproduction 121:745–751.
Santos JE, Thatcher WW, Pool L, Overton MW. 2001. Effect of human chorionic gona-dotropin on luteal function and reproductive performance of high producing lactatingHolstein dairy cows. J Anim Sci 79:2881-2894.
Singh B, Saravia F, Båge R, Rodríguez-Martínez H. 2005. Pregnancy Rates in Repeat-breeder Heifers Following Multiple Artificial Inseminations during Spontaneous Oes-trus. Acta Vet Scand 46:1-12.
Soto, E. 2001. Mejora reproductiva mediante el control hormonal de la actividad ováricapostparto en vacas mestizas de doble propósito. En: Reproducción Bovina. C González-Stagnaro (ed). Fundación Girarz. Maracaibo-Venezuela 20:325-331.
Soto E, Portillo G, Soto G. 1998a. Avances en el manejo reproductivo de la vaca problemaen ganadería de doble propósito. En: Mejora de la ganadería mestiza de doble propósito.
C. González, E. Soto, N. Madrid (eds). Fundación Girarz. Edic Astro Data S.A. Maracai-bo-Venezuela XXII:427-442.
Soto E, González R, Portillo G, Ramírez L. 1998b. Uso de los dispositivos intravaginalesCIDR para el tratamiento del anestro en vacas mestizas doble propósito. Rev. Cient.
FCV-LUZ. 8:84-86.
Schams D, Berisha B. 2004. Regulation of corpus luteum function in cattle-an overview.
Reprod Domest Anim 39:241-251.
Spencer TE, Johnson GA, Bazer FW, Burghardt RC, Palmarini M. 2007. Pregnancy re-cognition and conceptus implantation in domestic ruminants: roles of progesterone, in-terferons and endogenous retroviruses. Reprod Fertil Dev. 19:65-78.
Szenci O, Takács E, Sulon J, De Sousa NM, Beckers JF. 2006. Evaluation of GnRH treat-ment 12 days after AI in the reproductive performance of dairy cows. Theriogenology66:1811-1815.
Thatcher W, Moreira F, Staples C, Risco C, Díaz T, Ambrose D, Adams A. 1998. Fisiolo-gía y endocrinología de la reproducción para mejorar la eficiencia reproductiva en el ga-nado bovino. En: Mejora de la ganadería mestiza de doble propósito. C. González-Stag-naro, N. Madrid-Bury y E. Soto-Belloso (eds). Edic Astro Data S.A. Maracaibo-Venezue-la. XXIII. 443-480.
Thatcher WW, Hansen PJ, Gross TS, Helmer SD, Plante C, Bazer FW. 1989. Antilu-teolytic effects of bovine trophoblast protein-1. J Reprod Fertil Suppl.; 37:91-99.
Viscarra JA, Wettemann RP, Braden TD, Turzillo AM, Nett TM. 1997. Effect of gona-dotropin-releasing hormone (GnRH) pulse frequency on serum and pituitary concen-trations of luteinizing hormone and follicle-stimulating hormone, GnRH receptors,and messenger ribonucleic acid for gonadotropin subunits in cows. Endocrinology138:594-601.
530 / Juan Carlos Gutiérrez Añez Whisnant C, Kiser T, Thompson F, Barb C. 1986. Opioid inhibition of luteinizing hor-mone secretion during the postpartum period in suckled beff cows. J Anim Sci.
63:1445-1448.
Williams GL. 1990. Suckling as a regulator of postpartum rebreeding in cattle: A review.
J Anim Sci 68:831-852.
Williams G, Gasai O, Guzman G, Stanko R. 1996. Machanisms regulating suckling me-diated anovulation in the cow. Anim Reprod Sci 42:289-297.
  • Fisiología de los espermatozoides bovinos
  • Aureliano Hernández Vásquez, MSc, PhD 531
  • Dinámica folicular ovárica durante el ciclo
  • Thaís del Valle Díaz, PhD 546
  • Hacia el manejo reproductivo fisiológico
  • Lílido Nelson Ramírez-Iglesia, MSc 555
  • Uso del destete temporal para mejorar la eficiencia reproductiva en rebaños doble propósito
  • Fundamentos para la terapia estratégica
  • Roberto A. Palomares-Naveda, MSc 585
  • Antonio J. Landaeta-Hernández, MS, PhD
  • Interpretación de la circunferencia escrotal en la evaluación de la fertilidad de toros
  • Uso de las pruebas de resistencia osmótica para valorar la funcionalidad espermática en toros

    Source: http://www.avpa.ula.ve/libro_desarrollosost/pdf/capitulo_42.pdf

    Microsoft word - jan 16.doc

    January 16 - 22 Volume 4, Issue 20 Contents: Highlighted Article| Recipe of the Week| Article 2| Humor 9 Reasons Your Body (Mistakenly) Thinks It’s Hungry – Brynn Mannino, Woman’s Day "Getting eight hours of sleep a night 2. You're taking medication that causes hunger as a side effect. If 4. It's "mealtime." As creatures of Stokes, R

    Bijsluiter_kamagra

    KAMAGRA 100 mg filmomhulde tabletten Sildenafilcitraat. Lees de hele bijsluiter aandachtig door voordat u start met het gebruik van dit geneesmiddel. - Heeft u nog vragen, raadpleeg dan uw arts of apotheker. - Wanneer één van de bijwerkingen ernstig wordt of in geval er bij u een bijwerking optreedt die niet in deze bijsluiter is vermeld, raadpleeg dan uw arts of apotheker In deze bi

  • Copyright © 2010-2014 Drug Shortages pdf